CEPA

CEPA - Centro de Ecología y Pueblos Andinos

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra
Inicio Chiwanku Nº1015: Jornadas Académicas del Agua: El agua un bien social; Comunidades deben ejercer control social a las operaciones mineras subsidiarias de la transnacional Glencore, 3-8-17

Nº1015: Jornadas Académicas del Agua: El agua un bien social; Comunidades deben ejercer control social a las operaciones mineras subsidiarias de la transnacional Glencore, 3-8-17

Correo electrónico Imprimir PDF
Índice de Artículos
Nº1015: Jornadas Académicas del Agua: El agua un bien social; Comunidades deben ejercer control social a las operaciones mineras subsidiarias de la transnacional Glencore, 3-8-17
Comunidades y transnacional Glencore
Todas las páginas

Jornadas Académicas del Agua: EL AGUA UN BIEN SOCIAL

Tal como estaba previsto el pasado viernes 28 de julio, se realizó las “Jornadas Académicas del Agua” organizada por el Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA), la Facultad de Ciencias Agrarias y Naturales, el Comité Académico Técnico de Asesoramiento a Problemas Ambientales (CATAPA) de Bélgica, Coordinadora en Defensa del rio Desaguadero lagos Uru Uru y Poopó (CORIDUP) y otras organizaciones. Durante la primera jornada se efectuaron exposiciones sobre gestión de recursos hídricos y propuesta de la Ley Marco de agua.

Alberto Vázquez miembro de CATAPA, dio a conocer los principales problemas de España relacionados con el agua señalando “El elevado consumo por persona casi dobla la media mundial y es muy superior a la media europea, existe en España irregularidad de las lluvias y caudales fluviales variables a lo largo del año. Los conflictos entre las regiones son generados en muchos casos por desinformación y/o manipulación política. La sobreexplotación de los acuíferos y salinización en las zonas de costa, van paralelos con la contaminación de los recursos hídricos por la actividad industrial”.

 

Oscar Campanini del CEDIB referente a las políticas del agua del gobierno boliviano manifestó que en el caso del agua potable la política de gobierno ha reducido este problema a indicadores de inversión y de coberturas, la problemática se ha funcionalizado a la dinámica electoral porque no se hace nada ni se percata de la importancia que está adquiriendo la mercantilización del agua. El extractivismo necesita del agua. La política de gobierno, si bien se visibiliza el agua, es como un insumo más para sus proyectos, el agua nunca ha sido controlada. Actualmente la política es desregulación, no existen acciones de atención a problemas de contaminación críticos, se prioriza las pugnas políticas. Los fenómenos climáticos tienen impactos más severos por falta de previsión y prevención pero también por otros factores: urbanización descontrolada, actividades extractivas sin control ambiental y en zonas de alto impacto.

Clemente Paco técnico del CEPA con relación a la propuesta del Anteproyecto de la Ley Marco de Agua para la vida se refirió “El agua es un derecho humano; antes que una mercancía meramente es un bien social y corresponde al gobierno y sus instituciones garantizar una justa y equitativa distribución. En el artículo 373 de la Constitución Política del Estado indica que el agua constituye un derecho fundamentalísimo y es deber del Estado gestionar, regular, proteger y planificar su uso con la participación social de instituciones y organizaciones sociales”.

Estas son algunas exposiciones y puntos de vista referidos a la primera jornada del agua.

Norma MolloMollo

 


 

COMUNIDADES DEBEN EJERCER CONTROL SOCIAL A LAS OPERACIONES MINERAS SUBSIDIARIAS DE LA TRANSNACIONAL GLENCORE

El pasado martes 18 de julio en el salón de actos de las Hermanas Misioneras Cruzadas, se realizó una conferencia de prensa en la que se presentó el informe Red Sombra: Caso Empresa Transnacional Minera Glencore. El evento fue organizado por el Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA), la Red Sombra, Red Pio XII, CENDA y el CEDIB. Contándose con la participación masiva de periodistas y organizaciones de Argentina, Perú, Colombia y Bolivia.

Desde el 2012, un grupo de organizaciones de varios países inician el seguimiento, veeduría y recolección de información relacionada con las afectaciones producidas por la multinacional Glencore con sus operaciones mineras en Latinoamérica. Esta alianza se consolidó en 2013 bajo el nombre de Red Sombra: Observadores de Glencore, compuesta actualmente por diez organizaciones no gubernamentales localizadas en Argentina, Alemania, Bolivia, Bélgica, Colombia, Perú y Suiza.

Durante la conferencia de prensa Sebastián Pinetta Coordinador de la Red Sombra índico “Durante años pudimos constatar que la información que Glencore reportaba al mundo en sus informes de sostenibilidad era poco profunda, selectiva, incompleta y en ocasiones contradictoria. Muchos se preguntarán por qué realizar un informe sombra de una empresa con la envergadura y tamaño de la transnacional Glencore, la cual se ha autodenominado como una empresa de puertas abiertas que implementa en todas sus actividades la debida diligencia y las buenas prácticas. En varios países de América Latina, los territorios y las poblaciones aledañas a los proyectos de extracción de materias primas de la empresa han sido afectados directamente por sus operaciones y hasta la fecha no han obtenido un reconocimiento y, mucho menos, una reparación integral que provenga de la misma. Glencore es una empresa transnacional, cuyas operaciones abarcan hoy toda la cadena de producción, transformación, almacenamiento y transporte de materias primas en tres principales sectores de negocio: metales-minerales, energéticos y productos agrícolas. La diversificación de su operación le da ventajas de mercado incomparables. Es la cuarta empresa minera más grande del mundo y la primera comercializadora de materias primas a nivel global”.

Julio Carriso miembro de la organización Bienaventurados los Pobres Be Pe. Argentina, presento el informe de ese país explicando que Rosa Estefanía Peña de la organización Tierra Digna de Colombia, sobre el informe en ese país dijo “Para nosotros es importante iniciar un proceso de fiscalización a Glencore por el comportamiento elusivo de pago de regalías mediante la figura de pagos fragmentados determinando los costos de dichas maniobras para el patrimonio de la Nación. Ordenar a Glencore la presentación conjunta de balances y estados financieros de todas las empresas de su grupo con informes financieros consolidados de manera pública en Colombia donde se especifique la forma en que la empresa hace su cálculo de liquidación de regalías con sus detalles de contraprestaciones pagas y cifras de descuentos en materia tributaria. Suspender los títulos vigentes de explotación de carbón, otorgados a la empresa Glencore en los municipios de El Paso y La Jagua de Ibirico en Colombia”.“El yacimiento de la Minera Alumbrera en Argentina, fue la primera mega-explotación a cielo abierto en el país. Es la mina más grande de la Argentina y una de las más grandes de América Latina”.

Limbert Sánchez, Coordinador General del CEPA realizo la presentación del informe Bolivia refiriéndose de esta manera “En Bolivia, Glencore opera a través de su filial Sinchi Wayra - Illapa S.A. desde el año 2005 en las regiones de Oruro y Potosí. Sus proyectos más importantes son el Proyecto Minero Porco y Bolívar, además cuenta con otras concesiones mineras. Desde el año 2006 las comunidades de Oruro y Potosí vienen denunciando ante las autoridades competentes que la empresa Glencore no está cumpliendo con su responsabilidad ambiental y social, lo que está provocando la disminución y desaparición de las fuentes de agua. También contaminación del agua y de los suelos productivos. Las comunidades exigen su derecho a la remediación, reparación y compensación de daños, cosa que según la normativa no se está cumpliendo ya que la empresa a pesar de tener políticas claras para remediar y reparar sus daños, no las aplica”.

Finalmente Jaime Borda, miembro de la organización Derechos Humanos Sin Frontera Perú en el informe del caso Perú reitero las peticiones y recomendaciones al gobierno peruano “Pedimos la implementación de mecanismos de transparencia, acceso a información y mecanismos de rendición de cuentas a Glencore. Replantear los contratos de estabilidad jurídica y financiera de Glencore, resolver y garantizar agua de calidad en la zona de influencia minera, realizar más estudios para saber la situación real de las personas afectadas con metales pesados y atención integral e inmediata a las personas afectadas, determinar la causalidad de la contaminación en el entorno minero, poner fin a los convenios entre la empresa minera y la policía”.

Desde hace más de dos décadas, Glencore desarrolla operaciones mineras en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia y Perú, ocupando las principales posiciones en la producción continental de plata, cobre, estaño, zinc, oro y carbón. Glencore controla y participa en las más grandes reservas minerales y ejecuta inversiones a gran escala como pocas empresas en la región, por ello la opinión pública y las autoridades nacionales deben comprometerse a exigir el cumplimiento de nuestras leyes en beneficio no solo de las empresas, también de las comunidades y sectores afectados por las operaciones mineras.

Norma Mollo Mollo
Responsable Comunicación CEPA

Última actualización el Miércoles 09 de Agosto de 2017 08:40  

Quien está en linea

Tenemos 75 invitados conectado